Sopa cremosa de calabaza y manzana con barquillos crujientes de bacon...



Tiempo de elaboración: 35 minutos
Coste por persona: 2,32€ aprox.
Valor energético aproximado: 704 Kcal.

Me llamó tanto la atención la combinación de calabaza y manzana cuando la leí en uno de los libros de recetas que tengo por casa que decidí que tenia que probar a hacerla y compartirla con vosotros. El resultado fue increíble, el dulce de la calabaza y el ácido de la manzana se acoplan a la perfección. Y para completarlo, elaboramos unos barquillos de bacon y aderezamos la sopa con un poquito de aceite de cebollino...

Ingredientes para dos personas:

- 600 gr. de calabaza
- 1 manzana "Granny Smith" (u otro tipo de manzana ácida)
- 500 ml. de caldo de verduras
- 6 lonchas finas de bacon
- 2 cucharadas de aceite de cebollino
- 60 gr. de mantequilla



Precalentad el horno a 220º para preparar los barquillos de bacon.

Poned una olla a fuego medio y echad en ella la mantequilla para que se vaya derritiendo.

Pelad la manzana y cortadla en pequeños dados (de 1/2 cm. aprox.) y dejad que se vaya rehogando en la olla con la mantequilla.

Quitadle la piel a la calabaza y cortadla en dados como la manzana. El motivo de cortarlo todo en dados tan pequeños es que así conseguiremos ahorrar tiempo de cocción.

Añadidla a la olla junto con una pizca de sal. No demasiada, ya que después añadiremos el caldo, que ya la lleva. Añadid también un poquito de pimienta negra recién molida.

Rehogadlo todo durante 3 o 4 minutos y después añadid el caldo. Es preferible que hayáis calentado el caldo antes de añadirlo a la olla, bien en el microondas o en un cazo aparte. Subid el fuego al máximo hasta que se ponga a hervir y entonces bajadlo de nuevo a fuego medio y dejadlo cocer 20 minutos.

He usado dos métodos distintos para hacer los barquillos de bacon, así podéis elegir el que queráis.

Para un barquillo mas fino y elegante he atado con hilo alimentario cinco palos de brocheta de los largos y he enrollado el bacon en ellos, atando con hilo el final de la loncha para que no pierda la forma.

Otra forma mas rápida, con la que quedan mas rústicos, es hacer un rollo con papel albal y enrollar el bacon en el, atando los dos extremos para que no pierda la forma. Quizá de esta forma es mas difícil desmoldarlos y puede que se rompan, pero es sin duda mas rápido.


(Y si no queréis complicaros la vida, simplemente tostad el bacon en una sartén, que así también está muy rico, jejeje...)

Bueno, una vez tengáis las lonchas de bacon enrolladas, colocadlas sobre la rejilla del horno algo mas cerca de la parte de arriba que de la de abajo. Tenedlos cinco minutos, después dadles la vuelta y tenedlos otros cinco minutos. Vigilad de todos modos que no se os quemen, ya sabéis que cada horno es un mundo...

Cuando pasen los 20 minutos de cocción, comprobad que la calabaza esta lista tomando un pedazo. Si se aplasta facil, casi sin fuerza, ya está listo. Apartadlo del fuego, coged la batidora y trituradlo todo bien. Probadlo por si hiciera falta corregirlo de sal.

Desmoldad los barquillos de bacon, emplatad la sopa (yo he preferido usar una copa) echad por encima el aceite de cebollino y llevadlo a la mesa con los barquillos a un lado, para que no pierdan la textura crujiente... ¡Espero que os guste tanto como a mi!



No hay comentarios:

Publicar un comentario