Brownie de chocolate blanco y pistachos con coulis de manzana y menta...



Ya se que al brownie de chocolate blanco se le llama "blondie", pero es que a mi ese nombre no termina de convencerme. Por lo demás, esta es una de mis combinaciones de sabores favoritas en un postre: Chocolate blanco, manzana y menta. Probadlo y ya veréis que rico...

Ingredientes:

- 200 gr. de chocolate blanco.
- 100 gr. de azúcar.
- 65 gr. de harina.
- 115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 2 huevos.
- 50 gr. de pistachos ya pelados.

Para el coulis de manzana y menta:

- 2 manzanas golden (unos 300 gr. entre las dos).
- 12 hojas de menta.
- 30 gr. de azúcar.
- 150 gr. de agua.
- 1/4 de limón.




Picad los pistachos en trocitos y reservadlos.

Poned la mitad del chocolate blanco al baño maría para que se funda. La otra mitad, troceadla mas o menos como los pistachos y reservadla también.

Precalentad el horno a 180 grados.

En un bol grande, mezclad la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar con ayuda de unas varillas. Después añadid los huevos y volved a batid bien hasta que queden bien integrados. Haced lo mismo al añadir el chocolate derretido al baño maría, la harina, después el chocolate en trozos y por último los pistachos. Removed bien e integrad cada ingrediente en la mezcla antes de añadir el siguiente.

Frotad un molde con mantequilla y espolvoreadlo luego con harina para facilitar el desmoldado del brownie. Verted en el la masa del bol, asegurándoos que queda uniformemente repartida, e introducidlo en el horno, mas cerca de la parte de abajo que de la de arriba, durante 20 minutos.

A los veinte minutos, comprobad si el brownie ya está hecho clavando en el centro un cuchillo. Si sale limpio, ya está listo. Si sale algo de masa en la hoja, dejadlo unos minutos mas y volved a comprobarlo.

Dejad que el brownie se enfríe antes de desmoldarlo.

El coulis de manzana y menta podéis hacerlo mientras el brownie está en el horno. Pelar la manzana, partidla en cubos y ponedla en una cazuela. Exprimid el cuarto de limón en ella y echadlo también dentro, junto a las hojas de menta, el agua y el azucar.

Poned la cazuela tapada al fuego y cuando rompa a hervir bajad el fuego a fuego medio y dejadlo 10 minutos. Comprobad entonces que la manzana está blandita y bien cocida, sacad la cascara de limón y trituradlo todo bien con la batidora.

Si no os gusta la textura que ha quedado, podéis añadir un poquito de agua para licuarla un poco mas o dejarlo al fuego destapado hasta que reduzca.

Para emplatar, colocad en la base del plato un par de cucharadas del coulis de manzana y menta, y junto a el un par de trozos cuadrados de brownie, uno sobre el otro. Decorad con una hojita de menta y unos pistachos picados...

No hay comentarios:

Publicar un comentario