Ensalada francesa de invierno...


Tiempo de elaboración: 5 minutos
Coste por persona: 0,85 €
Valor energético aproximado: 155 Kcal.


Esta ensalada surge de uno de los últimos libros que han caido en mis manos, se trata de "El atlas comestible" de Mina Holland. En el se describe esta vinagreta francesa que es realmente deliciosa, y para acompañarla nada mejor que unos canónigos, para mi los reyes de las ensaladas de invierno escoltados por unos rabanitos, zanahoria rallada y aceitunas negras...


Ingredientes para dos personas:

- 2 puñados de canónigos
- 8 rabanitos
- 1 zanahoria
- 2 tallos de cebollino
- 12 aceitunas negras
- 2 cucharadas aceite de oliva virgen extra
- 1 cucharadita de vinagre de vino blanco
- 1/2 cucharadita de mostaza de Dijon
- 1 cucharadita de zumo de limón
- 1 diente de ajo
- Sal
- Pimienta negra recién molida




Lo primero que debeis preparar es la vinagreta. Para ello lo ideal seria usar un tarro de mermelada vacio que tengais por casa o algo así, de ese modo podréis emulsionar el aliño simplemente cerrando el tarro y agitando fuerte.

Poned en el tarro las dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, una cucharada de vinagre de vino blanco, media cucharadita de mostaza de Dijon, una cucharadita de zumo de limón y el ajo picado muy fino. Cerradlo y agitadlo bien para que se emulsione. Probadlo y añadid sal y pimienta negra a vuestro gusto.

En un bol echad los canónigos, los rabanitos cortados en rodajas y la zanahoria rallada gruesa. Deshuesad las aceitunas presionándolas con el pulgar sobre la tabla de corte y añadidlas también al bol.

Volved a agitar el tarro del aliño y echadlo sobre la ensalada en el bol. Con las manos bien limpias removed bien la ensalada para que el aliño la impregne bien. Poned la mitad de la ensalada en cada plato, echad por encima el cebollino picado fino y llevadla a la mesa, veréis que delicia...


No hay comentarios:

Publicar un comentario