Crumble de cerezas, almendra y canela...



Tiempo de elaboración: 30 minutos
Coste por persona: 2,56 € aprox.
Valor energético aproximado: 644 kcal. por persona


Con esta receta mato dos pájaros de un tiro. Tenía muchas ganas de hacer un crumble, así como de que llegase la temporada de las cerezas, y aquí llega este crumble de cerezas cun un toque de almendra, a ver que os parece...

Ingredientes:

- 200 gr. de cerezas
- Una cucharadita de canela
- 50 gr. de azucar moreno
- 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 50 gr. de harina de trigo ( preferiblemente de producción ecológica)
- 50 gr. de harina de almendra ( la venden como almendra molida o en polvo)
- 5 cl. de Amaretto (opcional)



Precalentad el horno a 220º. Comenzad retirando los rabos de las cerezas y retirándoles el hueso. Para ello lo mas rápido es hacer un corte por la mitad de toda la cereza y extraerlo con el cuchillo o las manos, lo que os sea mas comodo. Id dejando las mitades de cereza en una fuente para horno que tenga el tamaño adecuado para que cubran el fondo en una sola capa. echad encima una cucharada del azucar reservado para la receta y media cucharadita de canela. Remojadlo todo con el chupito de Amaretto y removedlo bien.





Mezclad en un un bol la harina de trigo y la de almendra, agregad la mantequilla cortada en dados a temperatura ambiente y con las manos bien limpias, usad los dedos para mezclarlo todo bien. Cuando la harina y la mantequilla esten bien amalgamadas, agregad el azucar y la otra media cucharadita de canela y repetid el proceso. Al final os quedará una textura como de migas.

 
Colocad las migas en la fuente encima de las cerezas e introducidlo todo en el horno durante 20 minutos o hasta que veais que las migas de la parte superior empiezan a dorarse.

 
Podeis servirlo tal cual, directamente en la fuente, o bien dejar que se atempere ligeramente y servirlo en vasitos como el de la foto o pequeños platos.

Un buen truco es dejar un tiempo (yo las dejo unas horas) las cerezas macerando en la nevera con el azucar moreno, la canela y el amareto. Y aunque este último es opcional, os recomiendo que no prescindais de el, así como de la harina de almendra, ya que la cereza, sobre todo la parte cercana al hueso, comparte algunas notas de sabor con este fruto seco. Definitivamente incluyendo estos dos elementos hareis de este crumble un postre redondo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario