Croquetas de puerro y queso Brie...


Hoy he preparado unos croquetones tamaño XXL. Siempre me han gustado las croquetas grandes, como las hace mi madre y además se tarda menos en pasar 8 croquetas por huevo y pan un par de veces como en esta receta, que en pasar 16. Y al final en este blog trato de no haceros perder mucho tiempo en la cocina así que allá vamos. Con estos ingredientes os saldrá mas o menos medio kilo de masa para croquetas, que yo os digo que dividais en 8 piezas, pero con zamparse 3 yo creo que podeis quedaros bien. Las otras 2 podeis congelarlas muy fácil y dejarlas para cualquiera de esos días que no sepais muy bien que cocinar...
Ingredientes para dos personas:
- 2 Puerros
- 250 gr. de queso Brie
- 2 nueces de mantequilla
- 2 cucharadas de harina
- 10 cl. de leche
- 1 cucharada hojas de tomillo seco
- Pimienta negra
- Sal
- 2 huevos
- Pan rallado
- Aceite de oliva
Primero poned una sartén a fuego medio con la mantequilla. Limpiad bien los puerros, cortadlos por la mitad a lo largo, conservando la parte verde clarita y troceadlos en trozos de unos dos dedos de ancho. Metedlos en la picadora para dejarlos bien finitos, pero sin hacerlos pure, ¿ok?
Echadlo en la sartén añadidle un poco de sal y rehogadlo durante 5 minutos o hasta que se dore. Mientras se hace el puerro cortad el queso Brie en dados. Cuando hayan pasado los 5 minutos agregad la harina y removedlo bien para que la harina se tueste. Cuando esté bien tostada en unos 30 segundos echad la leche y removed bien, que no queden grumillos, incorporad el queso, las hojas de tomillo y pimienta negra al gusto. Moved la mezcla bien y ayudaos de la cuchara de madera para que el queso se funda y se mezcle bien con el puerro y la bechamel. Os sera mas facil si teniais el queso fuera de la nevera a temperatura ambiente. Cuando este bien mezclado, cubrid un recipiente hondo con plastico de cocina y verted en el la masa.

Tapadlo con el plastico y metedlo en el congelador para que enfríe durante 30 minutos, asi podreis trabajar mejor la masa. Si lo habeis echo bien, no deberian haber pasado ni 15 minutos desde que os pusisteis a ello...

Cuando pase la media hora, la masa estará fresquita y con una buena textura para trabajarla. Batid en un bol los 2 huevos y echad abundante pan rallado en otro. Dividid la masa en 8 porciones y dadles forma. Pasadlas por huevo y después pan rallado dos veces cada croqueta y freidlas en aceite bien caliente hasta que estén doraditas. Dejadlas escurrir el aceite en un plato con papel de cocina y llevadlas a la mesa. Podeis comerlas tal cual o acompañarlas con un platito de uvas para ir comiendolas al tiempo, pues van que ni pintadas con esta receta. ¡Buen provecho! 


2 comentarios: